miércoles, 24 de septiembre de 2008

la maceta

No tengo un gran jardín,
tan sólo unas cuantas macetas.

Hoy, entrando el otoño...
asomó una ramita con fuerza,
directa al corazón.

Los pelos de punta,
y una gran sonrisa.

Afortunadamente,
la vida
me sigue sorprendiendo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Olé, olé y olé! Divanga y La Cabra unidas por una maceta. Bienaventurados los que conservan la capacidad de sorpresa, porque de ellos serán los mejores momentos de la vida. Beso gordo. :)

David

J.Himilce dijo...

Claro q sí... q las plantas son muy agradecidas! Q te siga sorprendiendo la vida es una maravilla, verdad? Me encanta esa canción :) Besos Chus

Divagando dijo...

amén poeta. jajajaja. otro besazo para ti. Muacks.


Himilce, otro besazo... Uh!Sorpresa! jajaja. muackss.

Isabel Peralta dijo...

ole por la plantita punkie y sonriente, me he acordado, no sé por qué, de Pumuki.

Nausicaa dijo...

:) y q siga haciendolo!

Divagando dijo...

Isa... ¿pumuki? jajajajaa.. asias... sigo sorprendiendome!!!!! muacksss.

Nausicaaa.. siii que no falte la ilusión ni las sorpresas, sobre todo cuando son gestos humanos!!!!! un besazo para ti también. Hoy estoy besucona.. jaajjaa

RAMMSES dijo...

Cuando parece que ya todo está perdido, salé, brilla y uno sonríe y dice, SI.
Un buen fin de semana.
Saludos.

Divagando dijo...

Hola Rammses, me alegra verte, no estoy muy activa últimamente, (se me quedó tan buen sabor de boca, que sigo disfrutándolo!!!) Un beso.