miércoles, 14 de mayo de 2008

Mi bonsai


Mi bonsai se muere. Estaba precioso, alegre, brillante. Lucía orgulloso sus hojas y sus diminutas ramas esperaban que les dieran forma.

Llegó la primavera y unas diminutas florecillas brotaban vergonzosas haciendo que pareciese que había nevado.
Era un orgullo mimarle, regarle, mantener su naturaleza sin avasallar demasiado. En el fondo, creo que hacer un bonsai es una agresión hacia la misma naturaleza, pero los humanos somos así de irrespetuosos y modificamos lo que nos rodea para nuestro deleite.

Sus flores no llegaron a abrirse (tendrían vergüenza de salir), sus hojas empezaron a caerse. La tierra se cubrió en un manto amarillo de sus hojas caídas. No aguantó la nicotina, ni los humos que invaden mi comedor.
Mi bonsai, en realidad no era mio,
fue un regalo que hice.
No quiero ni pensar en el
simbolismo que le di,
(en un arrebato de esos románticos)
porque se me muere.

Hoy lo cambié de sitio, de maceta, de tierra... en un último intento de que no se muriera del todo.
Ahora es una bolita encogida
en una maceta redonda,
intentando mantener las pocas hojas
que le quedan.

Ni los mimos ni las caricias, ni los guiños hicieron
su efecto. Se va apagando lentamente conforme
llega el calor.

Si en breve no reanima, lo plantaré en el campo
por si su tronco erguido le apeteciese arraigar a su libre albedrío y vivir en otros lugares.

El dueño del arbolito no le dio importancia, ha sido él quien ha ido a comprarle tierra nueva, y una maceta mayor. Pero algo simbólico si que queda: "no te preocupes, la nuestra está preciosa y ahora tiene muchas más flores. Ésta, la compramos juntos, y eso es lo importante".
Aquella maceta tenia tres ramas, y ahora se ha convertido en una bella planta que sí que aguanta los humos del comedor, los fríos, los calores y lo que le venga encima y además, no para de florecer.

12 comentarios:

maRia dijo...

A mí me regalaron uno que tenía 15 años, una vez. A los dos meses palmó.
Digamos que no es lo mío. Será porque no me miran, ni me hablan...
:)
Si te cuento a lo que le llamo yo "podar el bonsai..."
No puedo.
Estamos en horario infantil.
JUAS.

J.Himilce dijo...

Hola Chus... a mi me gustan muchos los bonsais, y actuamente tengo 2. Con uno llevo ya 1 año, y el otro fue un regalo q le hicimos a mi abuela por su santo hace unos meses, y q me he traido a casa para recuperarlo porque se estaba muriendo.
¿Q especie es Chus? No soy muy experto, pero si te puedo ayudar... El primer bonsai q tuve se me murió y ya con estos dos me va mucho mejor... a ver si lo salvas! Besos!

Anónimo dijo...

Bueno, a lo mejor revive... En cualquier caso, vuestra maceta está vivita y coleando. Me gusta como haces de las pequeñas cosas grandes vivencias. Un besote, a ve si se ranima así el bonsai.

Divagando dijo...

maria, me lo imagino, no hace falta explicitar mucho.. jajajaa. Mira si está escuchimizado que me ha dado pena hasta hacerle una foto. ainss...

j.himilce. Pues es un carmona, y fue también un regalo para un santo, se ve que no se ha adaptado a este ambiente. De momento le hemos cambiado toda la tierra en una maceta más grande. Da pena verlo, pero bueno, ahí está a ver que hace.
Un besete guapo.
David, las pequeñas cosas son las que hacen que vivamos. Las que realmente nos hacen sonreir o incluso tomar decisiones importantes en la vida. Un gesto, un regalo, un deseo... (como me enrollo.. perdón.. jajaja) Le doy el beso de tu parte. Otro para ti.

J.Himilce dijo...

Bueno, los bonsais de interior son complicados, porque aunq sean de interior necesitan un lugar con luz, y eso a veces no es fácil dentro de una casa.
Creo q no deberíais haberlo transplantado... o al menos no haberle quitado toda la tierra.. sólo haberlo pasado a otra maceta en su cepellón actual y rellenar con nueva tierra. Pero bueno, si le encuentras un lugar apropiado con luz (pero sin q le de el sol directamente) seguro q renace... incluso, si por ahí no hace mucho frío por la noche, quizás puedas tenerlo en una terraza o ventana... ¡Quiero q viva ese bonsai! ¡Vamos Chus!

Divagando dijo...

Bueno, eso hicimos. Lo sacamos de la maceta, y la pusimos con tierra nueva y con su cepellón, eso si, tuvimos que quitarle un poquito, porque la maceta de ahora es redonda y la suya era rectangular. La he puesto al lado de una ventana, protegida por una cortina, y le da la luz. Ya te contaré si se pone morena, o se nos va.. ainss...

mery dijo...

El bonsai es difícil de mantener... yo es que no me vive ni una planta... ahora tengo una preciosa en forma de espada roja en mi mesa de despacho en mi trabajo y la tengo como símbolo, la miro y le digo... no te me mueras... parece que no pero las plantas son seres vivos y como tales, sienten.. un beso y gracias por visitarme....

Nausicaa dijo...

Los bonsais me producen mucha pena, q lastimita de arbolitos.

Divagando dijo...

Mery... yo tuve un ficus 7 u 8 años que aguantó hasta mudanzas, noches de humo que no se veía nada, talas que no tocaban, y ahi estuvo con sus hojas. No desesperes, que seguro encuentras la planta que está hecha para ti. Ha sido un placer visitarte. Un beso.

Divagando dijo...

Ay Nausicaa.. ya te digo... en fin. Ya sabes, la naturaleza humana a veces es cruel.

Hugo Izarra dijo...

Los bonsais se mueren el día en que les dicen que los reyes son los árboles.

Divagando dijo...

Éste, increíblemente se está revelando, le dejé una rama, y el muy sinvergüenza (se ve que ya se ha acoplado a este aire nicotizado), le han salido hasta alguna flor blanca. Le dije que no le iba a podar. jejeje. Un beso, un placer leerte en mi blog.