sábado, 3 de mayo de 2008

Día de la abuela.

Llegué de puntillas
con prisas, casi sin dar tiempo
a prepararse la comadrona.
Un guante tan sólo
les dio tiempo a ponerse.

No aguantaba más allí.
Ni su leche me llegó a sentar bien.
A punto de morir desangrada,
nadie podia tocarme
por no despertar a mi madre,
mi ombligo sacaba los fluidos
de aquel cuerpecillo que se desvanecia.

Mi abuela me salvó la vida.
No hizo caso y vino a verme.
Siempre conectamos bien.

Incluso en sus últimos días,
mi "yaya" necesitaba desconectar
de su propia hija.
Me decía: me voy unos días,
¿te vienes?
- ¡Por supuesto que me voy contigo.!

Mi segunda madre me decía.
La primera fue para mí.
Compartiendo noches de soledad
en su viudedad,
surgieron confidencias mutuas
bajo la promesa de ser secretas.

El carácter liberal de mis abuelos,
que desgraciadamente
no heredó mi madre.

No entiendo cómo la original
pudo estar tan ocupada
jugando a construir
su casita de muñecas
a escala real,
para perderse todas esas
historias fantásticas.

6 comentarios:

maRia dijo...

Pienso que mis hijas son muy afortunadas por estar con sus abuelos a diario.
Yo no tuve esa suerte.
Es una perspectiva distinta, pero un vínculo especial.

J.Himilce dijo...

Yo nunca he tenido esa complicidad con ninguno de mis familiares... mi madre y mi hermano, por ser con quienes más tiempo paso... pero no para confdencias secretas. Aunq pensándolo bien, nunca hice muchas confidencias secretas a nadie, familiar o no... así q será más bien cosa mía.

Besos Chus...

Nausicaa dijo...

No tuve esa suerte, lo mejor q podia ocurrir es q mi abuela me reconociese o recordase mi nombre. Es una suerte :)

Divagando dijo...

Si que lo son Maria. Yo a la única que conocí la disfruté hasta el último minuto. Con mi abuelo no era lo mismo, pero ella... ella siempre fue especial.


j.himilce, yo sólo tuve confidencias con ella; de pequeña me contaba cuentos, de mayor, historias que se supone no conozco y que mi madre se escandalizaría si supiera que las sé.!!!
Sabes, a veces es bueno tener un confidente. (Incluso público como pasa a veces aqui, desde cierto anonimato). Ya ves la de cosas que he llegado a contar yo!!. Un besazo, sabes que soy toda oidos (u ojos, si es necesario). Muacksss.


Nausicaa... lo siento, la mia estuvo en mi casa hasta sus últimos días, y aún ahi, con la cabeza ida, me llamaba para que nos fueramos a dar una vuelta. Pero el verdadero vínculo, fue a lo largo de toda mi vida. Si la tuviera aqui, te la prestaba. Un beso guapa.

David dijo...

Qué emotivo. Un beso para ti, y otro para tu yaya...

Divagando dijo...

Otro para ti david. Muacks.