viernes, 21 de noviembre de 2008

Nada nuevo que contar

Estadios letárgicos:
no hay mucho que contar,
los días transcurren
y las noches les siguen.

Los sentidos invernan
en este año extraño.
Algunos de mi especie
emigran a tierras lejanas.

Y me envuelvo en mi cueva
observando el cielo,
temiendo al invierno
y que vuelvan los recuerdos.

La tranquilidad me ronda,
no estoy acostumbrada a ella,
creo que por eso nací en verano.
Me encenderé un cigarrito...

8 comentarios:

J.Himilce dijo...

Te invito a una cerveza para acompañar a tu cigarro. Me dio, al leerte, por escuchar Triana:

"Dormidos al tiempo y al amor
un largo camino y sin ilusión
que hay que recorrer
que hay que maldecir.

Hijos del agobio y del dolor
cien fuerzas que inundan
el corazón
te separan de tí"

Por cierto q yo tmb nací en verano...

Besis guapa!

Divagando dijo...

Menudas letras las de Triana... anda que no sabes tú "ni na".. jejeje.. Bebamos. Muacks.

Nausicaa dijo...

Pues tampoco es tan malo, a veces viene bien algo de calma para recuperar fuerzas o para coger carrerilla :D

Dekamara dijo...

Si cariño, distraído estaba, pues se me fue la métrica perdido entre sinalefas, y una falsa estructura compuso esta sombra de soneto. ¡Queda mucho por aprender!
¡¡Muackssss!!

PD. No te veo por Juromarem. Otro beso.

Divagando dijo...

Pues si Nausica, siempre aciertas en tus comentarios. Un besazo.

Divagando dijo...

sigue aprendiendo artista, cada vez lo haces mejor!! Un besazo dekamara!!!

Nausicaa dijo...

Uis vi en el reader una entrada nueva y no la veo aqui ¿? Nuevas tecnologias, no sirven para nada :P

Divagando dijo...

upss Nausicaa, esta vez no tuvo la culpa la tecnología, colgué algo la otra madrugada, pero la luz del sol me hizo borrarla!! ainss.. lo siento.