sábado, 19 de julio de 2008

Ya.


Día intenso, tarde húmeda, noche... indescriptible!
Sí, han pasado varias horas y supongo que estoy más tranquila (juas).
Anoche me dormía (bajo media pastilla) hacia las tres de la mañana, a las siete me estaba conectando a ver si sacaban la lista definitiva de seleccionados para la oposición (así nos llaman): "seleccionats".
Nervios, inquietudes, certezas en ambos sentidos, al menos este año había aprobado, sólo faltaba saber si la nota de corte me llegaba o no. Llegó, y no llegó mal... pero a las tres de la tarde. Toda la mañana entrando y saliendo, jugando reversis y entrando, recogiendo el lavavajillas y entrando, intentando un dominó, y entrando, entrando, entrando...

Me llama mi amiga Bea, que si sabía algo ya. Ella aprobó dos años antes (con mis apuntes, fue un aprobado agridulce, porque se suponía que íbamos a hacerlo las dos)Su voz... ¿estás bien? -le pregunté-, si, si, es que... empezó a llorar.
- Se me ha muerto mi hurón. Para mí era como mi hija. Me da vergüenza, y más contigo, con todo lo que has perdido, pero lo único bueno que puede pasar este año es que apruebes.
- Tranquila, Bea, es normal, un animal que hiciste de compañía, que te has criado, tranquila, alguna lágrima empezó a correr por mis mejillas.
Mis pérdidas eran más duras, pero también recuerdo la muerte de mi primera perra, y de cómo me sentía.
- Lo siento, insistía ella.
- Que no boba, pero para, que me pongo a llorar yo también. Yo sí que lo siento.

Siguió la conversación entre sentimientos de dos buenas amigas, que habían compartido piso y oposición durante un año. Nervios y esperanzas al siguiente, cuando me putearon en la convocatoria pasada.
Cuando colgué, la congoja se volvió a apoderar de mí.
Me fui hacia la ventana, cuando llegué ya estaba a lágrima viva. No quería hacerlo, pero era superior a mi. Me faltaba alguien muy importante en mi vida. El que nunca me reprochó si suspendía, y se alegraba si aprobaba. El que fue mi cómplice, el que es mi anexo.

Me abrazaron intentado calmarme:
- venga no llores por el hurón, mujer, si sólo lo has visto tres o cuatro veces... Lo sé cariño, lo sé. No digas nada. Y así nos quedamos unos minutos hasta que me calmé.

Pusimos la comida en la mesa y volvió a sonar el teléfono:

- ENHORABUENA!!!!
- ???? entrando a la vez, y con los ojos llenos de lágrimas.
- ¿no me has mandado un mensaje diciéndome que tienes plaza?
- Sollozos. Veía en la pantalla: "seleccionat". Creo que salió un hilillo de voz diciendo yo no... acabo de entrar y no estaban.
- Pues había pensado que eras tú, y pensando, anda la capulla ésta como me dice que ha aprobado! "Mª jesús ha conseguido la plaza". (más sollozos de fondo). Habrá sido mi amigo de conselleria, que con la lata que le he dado me ha mandado mensaje. Mira, sí, vuelvo a recibirlo. Es él. Ey... qué has aprobado!!!!!! Mª Jesús, me oyes?? jajaja... que ya se acabó el estudiar!!!!. Estoy muy nerviosa. (yo seguía sin poder emitir ningún sonido, salvo los lloros). ¿está Jose contigo?
- No...
- Llámale y hablamos luego - me dijo Isabel-.

Cogí el teléfono. No podía articular palabra. No paraba de llorar, en el auricular, empezó el mismo sonido, y entre suspiros, pude emitir un siiiiii. Estuvimos llorando diez minutos sin poder articular palabra. Las emociones superaban cualquier raciocinio que pudiera surgir.
Cuando conseguimos hablar, empezaron las risas,
- ¡menos mal que he aprobado! ¡imagina si no consigo la plaza!.
- Estoy en medio de un polígono y se han parado a preguntarme si estaba bien. jajaja... Joder, que subidón. Te quiero mucho.
- Yo también.
Las carcajadas y los lloros se sucedían casi al unísono. Pero eran lágrimas vivas.
Es curioso como cambian de unos hechos a otros, en momentos tan dispares. No hacía tantos meses que tampoco podía parar de llorar, pero éstas, eran diferentes.


Estuve llorando dos horas, los ojos hinchados, no podía parar. Las llamadas telefónicas se sucedían, el móvil recibió 37 mensajes. Indescriptible el conjunto de sensaciones, de recuerdos, de esperanzas, de descansos, de añoranzas.

Hacia las 6 llegó de currar. Empezaba a tener hambre, con los nervios, no había probado bocado desde el vaso de leche de la mañana.
- ¿merendamos?
Un vaso de leche fresquita con cola-cao, unas tostadas, mantequilla, mermelada... hasta el aceite me sacó...
Aparté automáticamente la bolsita de regalo del anillo que me regaló para mi cumple no hacía mucho. Supuse que la habría cogido para utilizar alguna de las tarjetas de memoria que había guardado en un cajón, pero como somos tan desastres, pues la habría dejado fuera. Me miró y sonrió. La volvió a coger y me la puso delante de la taza otra vez.
- Ey.. que.. entonces me fijé que tenía precinto. Anda!.. empecé a reirme. Le dí un beso y desenvolví el regalo. No hacía falta!!!
- Si que hacía falta. -me contestó con una sonrisita en sus labios, y los ojos emocionados.
- Son preciosos. (Eran unos pendientes).
Nos besamos, y nos pusimos a merendar.
Miradas cruzadas, besos al aire, guiños de ojos, risas...
Llamaron a la puerta, y ...
Me entregaron un cesto de flores enorme.

Teníamos cumpleaños sorpresa esa noche, dos años sin ver a una amiga, (ver, literalmente. Hablar, chatear: semanalmente). Una fiesta privada en un café del centro, con camarera incluida. Me recordaba a las fiestas de los sims... )

El resto de la noche la dejo en la privacidad de nuestras vidas.

Creo que estas emociones condensadas en tan poco tiempo no las había experimentado jamás. Y dudo mucho que se vuelvan a repetir. Al menos con esa intensidad.
Eran mis oposiciones. Pero también eran por mi padre que espero de alguna manera, siga sonriendo allí dónde no esté. En mi interior, me sonríe orgulloso.

12 comentarios:

J.Himilce dijo...

Guau! Jajaja! Te imagino ahí al borde del síncope... jeje! Ya sabes q me alegro mucho... Felicidades again! Por ti y todos los tuyos! Besis, seleccionat!!

Nausicaa dijo...

FELICIDADES!

Isabel Peralta dijo...

Ya. Uff . Respira. Ahora, un descansito que toca. Besos, guapa.

Divagando dijo...

j himilce.. pues eso.. que me salgo del todo!!."besaeta seleccionada" jajaa.

Nausica, muchas gracias. Un beso para ti también.

Isa.. ommmm... este año duermo en casa. No me lo puedo creer!!! muackss guapetona.

RAMMSES dijo...

¡Enhorabuena!. Que catarsis.
Recuerda : Tenemos la lágrimas para refrescarnos y la sonrisa para calentarnos.
Nuevamente, enhorabuena.
Beso y abrazo.

Charlie dijo...

Chica, que forma de vivir la felicidad..me tas stressando!!..respira con el vientre, te hace falta. Y disfruta de la sensación.
Seguro que tu viejo te esta sonriendo desde donde esté, si sonrío hasta yo.
ay, k bonita es la vida..verdad?..

Divagando dijo...

Rammses...muchísimas gracias, ahora ya estoy más relajada y feliz. Toda esa tensión tenía que salir por algún lado, y lo hizo refrescándome... un besazo.


Charlie, ya respiro ya... muacksss.

Candela dijo...

Felicidades guapaaa!! Oye, me ha gustado mucho lo de mas arriba, tambien. Me he reido muchiiisimos. Mi enhorabuena de nuevo!!

Nausicaa dijo...

Oye, q no puedo comentar el texto de Cositas pero tengo que decirlo: Genial!

Divagando dijo...

Candela... muchas gracias!!!. Está gracioso el cuento ehh.. jajaja.. Un besazo.


Si que lo es nausicaa... te juro que a más de un tribunal me vino a la cabeza... mejor me callo.jajjajaa..

Dekamara dijo...

Enhorabuena "chula", sabía que lo conseguirias, entre otras cosas porque te lo curraste mucho y porque eres una gran profesional.
Consigues que tus amigos, se sientan orgullosos de ti. Te mando un beso, como la copa de un pino. ¡¡Mucksssss!!.

Divagando dijo...

Dekamara, el orgullo es mio por los amigos que tengo. Otro besazo para ti y muchas gracias por tus palabras. muacksssss