martes, 1 de abril de 2008

Camino




Camino envuelta en tu sombra,
cubierta de blanco,
mientras las estrellas nos miman,
por lechos olvidados y oscuros,
donde se desatan las locas ansias del deseo.
Allí donde nuestros cuerpos

se estremecen sólo de pensarnos.

Camino libre de pensamientos,

sin ataduras,
por inconfesables deseos
voy formando nuestra historia imposible.
Nos diluimos en un único deseo

y en un irrepetible ser.

Nuestros dedos explorando,
los labios saboreándonos,
lamiendo todo a su paso.

Camino por tu cuerpo,
como si fuera el sendero a mi casa.
Ya no tiene secretos para mí,
me resulta extremadamente familiar el camino:
cada recodo de tu piel,
cada arruga que sobresale...
se diluye entre mi cuerpo y el tuyo.

Camino en la fantasía hasta encontrarte,
y en ese punto imaginario nos amamos
hasta enloquecer.
Sabiendo que todo es un engaño para la vida.

Pero no para los sentidos…



14 comentarios:

charlie dijo...

k marrana poddios.

A ver si vas a desgastar al pobre muchacho y se le tranbsparentan los huesos de tanto andarlo.

dede luego..

con franco no pasaba ésto.

Divagando dijo...

marrana?.. ummm. Éstos carcas de hoy en dia... ¿Con Francisco?.. No.. no es con él. jajaja.

J.Himilce dijo...

Me encanta Sade... además me parece una música genial para caminar por cuerpos amados...

Y qué bonito es ir descubriendo los secretos del otro poco a poco... y q nos descubran los nuestros... e inventarse otros nuevos... para q no nos los dejen, ni nosotros dejemos, de buscar.

Muak

Genial el final de la entrada... Buenas noches!

Charlie dijo...

Pásate por aquí.
http://www.charlieasecas.com/2008/04/01/arte-y-pico/

Anónimo dijo...

El amar pensado,
el amar esperando,
el amar imaginando...
O la fantasia que vivo,
cosecha de quien no soy.

Divagando dijo...

Charlie... no sé que decir... Gracias por acordarte de este rinconcillo y tenerlo en cuenta. Cuando pueda me paso por tu blog. Aqui me cuesta horrores navegar. Un beso.

Divagando dijo...

Así es J.Himilce... hay tantos cosas que recorrer en el camino, tantos recovecos que descubrir... Gracias por tus palabras. Un beso.

Nausicaa dijo...

La imaginacion trae a veces insludo mejores sensaciones que la realidad...

Por cierto, divagando en mi entrada aclaro que el & no es un anglicismo, todo lo contrario... Deberias darle otra oportunidad :P

Divagando dijo...

Vale, se la daré. La historia es muy bonita y no la sabía. Besitos guapa.

Anónimo dijo...

¿Arrugas? ¡Donde! ¡donde! jajaja
Muy eros Ch. Me gusta el tono, me gusta.

Anónimo dijo...

Joder qué bueno, Divagando. Es el que más me gusta de todos los que te he leído, seguramente porque me idenfitico mucho con él y me ha llegado al alma. ¿Sabes qué? A veces ponemos nuestras esperanzas, ya no digo en quien no lo merece, que no es eso, pero sí en quien no sabe apreciar lo que damos.

Un beso muy fuerte y gracias por este poema que has compartido aquí con nosotros.

David

Divagando dijo...

Sohno... arrugas imaginarias, la piel es suave y tersa como el culete de un bebe.. jajaja... Besos guapeton.

David... me alegro que te gustara... si, es otro registro de tantos, el frío y duro invierno se va pasando, y los ánimos van cambiando... Ya sabes que la primavera... la sangre altera.. jejeje..
Un beso para ti también.

Anónimo dijo...

¡Te has reido en los comentarios! ¡Qué bien! ¡Ése es el mejor síntoma de que el invierno ya pasó!

David

Divagando dijo...

David, si yo en el fondo, soy risueña. jajaja. Un beso.