viernes, 18 de abril de 2008

Café



Tomando café
me pierdo en tus miradas.
Saboreándolo,
tomo decisiones importantes.
Embriagándome en el aroma,
nos amamos a ratos.

Me gusta,
sobre todo a tu lado.
Me embarga,
y espero sus olores mezclados.
Junto a un café,
siempre estoy acompañada.

Es la excusa perfecta:
un café nervioso,
quedando con amigos,
contando intimidades,
riendo tonterias,
relajas el día.

Es mi oro negro;
mi válvula de escape.
Mi tesoro oscuro:
mi café.
Nuestro café.

Ven, relajémonos...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, esos cafés son casi los mejores... Digo casi, porque si del café se pasa al barrillo, jeje. En fin, de momento yo también tiraré de capuchinos. ;)

Besos torrefactos, y con azúcar, nada de sacarina. :)

Divagando dijo...

A mi me gustan cortitos, intensos, aromáticos, de esos "italianos". Y en buena compañia, claro..jejeje. Un beso cafetero David.

ElRinconDelTaradete dijo...

Si pero ya te clavan casi un 1,30 por un cafe!!!

Divagando dijo...

ups.. yo lo pago a 0.60 entre semana.

Nausicaa dijo...

Yo es q no tomo cafe, q tal si acompaño con un te :D

Divagando dijo...

Nausicaaa, perfecto también... si el café es la excusa.. jejeje. Un buen te verde, rojo... el caso es la buena compañia. Un beso.