sábado, 1 de marzo de 2008

Almeria



Y pensaba no moverme.
Quedarme quieta,
sentir en mi cuerpo
cada sensación.


Notar el aire en mi piel,
oler los aromas de la vida,
ver sin mirar,
oir sin escuchar.


Me sentía inmovilizada, embargada por el universo que me envolvía. Los colores me absorbían por todos los poros de mi piel. Hasta el aire tenía un sabor especial cada vez que intentaba tragar saliva por aquello de no ahogarme. Era perfecto. Captado en un instante toda la inmensidad del mundo. Toda la fuerza de la naturaleza embebida en mi piel.
Las olas me movían una y otra vez en aquella orilla almeriense, sintiendo como golpeaban mi cuerpo, como la piel de gallina invadía todos y cada uno de los poros de mi piel.
Me dejé llevar. Tenían una altura de un metro y pico, venían con fuerza y rompían en la orilla. La espuma generada me invadía. Decidí tumbarme y sentir su vaivén. ¡Por algo le llamaban la playa de los muertos.! Supongo que los cadáveres llegaban allí por la fuerza del mar. A mí me estaban llegando otras cosas mucho más placenteras.
Fui la primera en hacerlo.
Mi cuerpo flotaba a un centímetro de la arena y me arrastraba a un lado y a otro. Cerré los ojos y me dejé hacer. La Naturaleza es sabia, siempre me guia en los pasos inciertos por los que a veces camino.
Al rato, cuando ya me hicieron levantarme y abrí los ojos, vi que esas sensaciones fueron compartidas por una decena de personas que se unieron al dejarse llevar…


Almeria tiene un color especial...

4 comentarios:

charlie dijo...

Cierto, yo tengo debilidad por esa tierra. A mi me fascina el desierto que en ocasiones, se junta con el mar.

Si coincidimos te llevaré a comer pescado al puerto de San José con vino blanco frio.

Divagando dijo...

Hecho Charlie, y nos mojamos los pies en la playita mientras los diminutos pececillos nos mordisquean los tobillos...

J.Himilce dijo...

Yo no conozco Almería... aunq su me hablaron mucho de ella, de sus playas y pueblecitos costeros... me gustaría mucho conocerla...

Hay q cerrar los ojos y dejarse llevar, por la Naturaleza, los instintos, o por alguien q te agarre fuerte de la mano.

Besos.

Divagando dijo...

Cogete y nos vamos al cabo de gata... es un paraje natural, dónde, si te dejas llevar, sale lo más natural de cada uno. La playa de los muertos es especial a pesar de su nombre.